Para tener más sexo, comiencen a hablar de sexo

  • por Eva Latapi

“Las parejas que hablan de sexo, tienen más sexo.”

-   John Gottma

Comencemos a hablar de sexo. El 91% de las parejas que no hablan de sexo reportan tener una vida sexual no satisfactoria. Estas cifras alarmantemente altas son consecuencia de que a muchas parejas les cuesta trabajo hablar del tema.

Es muy común en mi consultorio que cuando llegan parejas y se toca el tema del sexo, automáticamente hay un silencio incómodo y por lo general alguno de los dos cambia la conversación. Estas mismas parejas son las que con más frecuencia reportan insatisfacción en su dinámica sexual.

Algo importante a señalar, es que alrededor del tema del sexo existe mucha culpa, miedo, vergüenza y mala información. Las parejas reportan sentir miedo de herir a su pareja y muchos se avergüenzan de lo que su pareja pueda pensar sobre lo que les atrae o no durante el sexo. Por lo que, si alguna vez se toca el tema del sexo, la pareja lo hará con prisa, sin detalle y de manera muy superficial.

Hablar de sexo en la relación no solo invitará a incrementar la frecuencia del sexo, sino que además, hablar de estos temas permitirá que la pareja conecte e intime a un nivel más profundo. John Gottman, uno de los mayores expertos en relaciones de pareja, sugiere cuatro consejos para empezar a hablar de sexo con tu pareja:

 

1.- Se amable y enfócate en lo positivo:

La clave para poder comunicarnos entre pareja es nunca criticar y mucho menos cuando se habla de sexo. En vez de decirle a tu pareja todo lo que no te gusta, mejor hazle saber qué te fascina de lo que sí hace y una vez que hayas hecho el cumplido puedes decirle otras cosas que también disfrutas. Recuerda siempre cambiar la queja por un cumplido.

 

2.- Sé paciente:

A muchas personas les cuesta trabajo hablar de sexo. Comiencen hablando de los sentimientos que tienen hacía el sexo. Así como los mensajes que recibieron desde pequeños sobre el tema. Poder entender de dónde viene nuestra pareja y poder compartir de dónde venimos nosotros, permitirá que la conexión se fortalezca. No esperes que tu pareja se abra y comparta todo de golpe, ya que muchas veces la persona ni siquiera sabe qué es lo que piensa o siente al respecto.

 

3.- No te lo tomes personal:

Si tu pareja quiere tener sexo o no, no dice nada de ti. Es fácil tomarse el rechazo de la pareja como algo personal, como si hubiera algo mal contigo, pero no es así. A pesar de que eres parte importante de la vida sexual de tu pareja, en realidad no todo gira alrededor de ti. Muchas veces podrá no querer tener sexo por situaciones ajenas a la relación, como estrés o vergüenza. Hablen de estos temas para poder normalizar que, en ocasiones, alguno de los dos no querrá tener sexo.

 

4.- Haz acomodaciones:

A diferencia de lo que se cree comúnmente, es normal que el deseo sexual deje de ser espontáneo en la pareja. Cuando esto sucede es posible que una de las dos partes tenga un interés mayor y más recurrente por conectar sexualmente con su pareja. Por lo que se recomienda hacer acomodaciones para que ambas personas se sientan escuchadas y apreciadas. Escúchense como pareja y hagan un esfuerzo para que las necesidades de ambos sean respetadas.

 

Hablar de sexo es necesario para poder mejorar la satisfacción sexual dentro de una pareja. El primer paso es empezar a hablarlo y crear un ambiente de seguridad donde cada persona pueda compartir deseos, fantasías, necesidades y frustraciones sexuales. Te recomiendo siempre hacerle sentir a tu pareja que no le juzgas y que le respetas, independientemente de si comparten o no los mismos deseos y fantasías.

 

www.evalatapi.com

 

Etiquetado con: sexo
Compartir:

Posts Anteriores Siguientes Posts

0 Comentarios

No hay comentarios todavía. Sé el primero en comentar.

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.